Se manifestaron franeleros que laboraban en el centro comercial Gran Patio, para denunciar presuntos  actos de extorción  cometidos por, Miguel Hernández, quien se dice ser el representante  de estas personas,  que se ganan la vida  ayudando a los clientes en el estacionamiento de las unidades.

 

Los quejosos revelaron que este sujeto les exige el pago de 30 pesos diarios para poder trabajar, de no cumplir con la cuota, son hostigados y presuntamente amenazados, por  este seudo  representante de los franeleros.

 

Señalaron que ya están cansados de estos abusos  y de este individuo que abusa de ellos, por lo que decidieron manifestar para que alguien intervenga, o por lo menos la gerencia del lugar, la cual se ha negado a recibirlos.

 

Los  trabajadores  mostraron una serie de pancartas, con sus respectivos chalecos amarillos, que los distingue  como franeleros del complejo comercial,  y exigieron la presencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y de las autoridades de seguridad,   porque temen por su  persona ya que han sido amenazados  por el supuesto extorsionador.

 

En este orden  platearon que el Gobierno del Estado los  ayude, pues los responsables de la plaza  tomaron la decisión de sacarlos por manifestarse, y ahora están en riesgo de quedarse sin trabajo y sin el sustento  económico,  pues en realidad viven de las propinas que les dejan las personas.

 

Añaden que se trata de un hecho claro de “cobro de piso” para poder trabajar, pues desconocen de donde viene este sujeto, Miguel Hernández,  ya que no porta ninguna identificación  que lo acredite como  trabajador de la plaza comercial.