El “fantasma” del desempleo sigue latente en las empresas debido a la poca demanda de productos por la pandemia de Covid–19, pues la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Tlaxcala ya suma mil 200 despidos en lo que va de la emergencia sanitaria, reveló el asesor jurídico de esta central obrera, Víctor López Hernández.

 

Acumula CTM mil 200 bajas de trabajadores durante la pandemia de Covid–19 en TlaxcalaEn entrevista telefónica, expuso que hay tensión e incertidumbre en los centros laborales, “ya que el fantasma del desempleo en varios lados sigue flotando, esta semana no hemos tenido bajas, pero sí está latente porque la demanda de productos no es la que se esperaba, se ha caído y ahí va poco a poco”.

 

El reporte al cierre de julio es que suman más de mil 200 trabajadores despedidos en las empresas, principalmente en la industria del acero, vidrio, metalmecánica y vestido.

 

“Los patrones dicen que no hay pedidos y por eso se ven en la necesidad de recortar personal. En el caso de la industria del vestido los contratos se han cerrado por completo porque no hay demanda de producto y no queda de otra que empezar a recortar al personal. Los que sobreviven están haciendo labor de empaque, de limpieza y de mantenimiento, en espera de que se concrete un nuevo contrato para aprovechar la experiencia de la gente”, detalló López Hernández.

 

Ante este “panorama desalentador”, la CTM en Tlaxcala está en contacto con los empleadores para recortar lo menos que se pueda de personal y vigila que la separación del trabajo se dé dentro del margen de la ley y, en su caso, otorgar un apoyo adicional a las personas.

 

“Hemos tenido éxito en algunos casos, pero en otros sólo se cubre lo que estipula la Ley Federal de Trabajo. Y a los agremiados se les ha dicho que mantengan un vínculo de comunicación con nosotros para que en la reactivación o en la puesta en marcha de algún proyecto, de inmediato hacer una bolsa de trabajo que los pueda captar y canalizar a un trabajo”.

 

En este momento, dijo, no hay ningún proyecto de trabajo en puerta, “las cosas no andan nada bien”.

 

Víctor López consideró que es muy probable que el panorama laboral no mejore en los próximos meses y “creemos que la situación se puede complicar más si es que no aumenta la demanda de pedidos en las empresas”.

 

Cabe recordar que hasta antes de junio se habían perdido 250 empleos entre los agremiados cetemistas, pero al cierre de julio se llegó a mil 200 bajas.

 

“Ya hicimos paros técnicos, rotación de personal y otorgamiento de vacaciones, pero la situación ya no da para más, se han parado líneas de producción y eso obliga como última medida al recorte de personal”, concluyó López Hernández.