Dijeron que representa un riesgo de contaminación de la Covid-19

 

Pobladores del municipio de Nativitas exigieron la intervención de la Secretaría de Salud para clausurar una pulquería clandestina pues dijeron que representa un riesgo de contaminación de la Covid-19.

 

Manifestaron que han solicitado la intervención del alcalde de Nativitas, Óscar Murias Juárez, pero no les dado una respuesta.

 

Insistieron en que los días 16 y de 26 de junio, enviaron documentos al munícipe, solo que ha ignorado su tema.

 

Dijeron que desde 2018, el señor Jorge Pérez abrió el establecimiento, pero no cuenta con permisos para operar en la calle primera de Zaragoza de la cabecera municipal.

 

“Durante el día y parte de la noche, hombres y mujeres consumen pulque y otras bebidas, no se protegen con cubrebocas y les venden a menores de edad”, revelaron.

 

Enfatizaron que es común que se desaten conatos de violencia y los pulqueros se orinen en la calle.

 

La pulquería es atendida, por dos menores de edad, en una casa abandonada, esto ante la complacencia de autoridades de Seguridad Pública.