Mediante un mensaje a través de redes sociales con motivo de su último informe de gobierno, Marco Antonio Mena Rodríguez rindió cuenta a los tlaxcaltecas de los buenos resultados que logró como Mandatario constitucional por el periodo que le correspondió de 4 años 8 meses, resaltó que deja una entidad con finanzas sanas, sin deuda pública y con las maletas listas para entregar la estafeta a su sucesora, Lorena Cuéllar Cisneros.

 

Para muchos tlaxcaltecas fue una falta de atención y de tacto político el que Marco Mena haya recurrido a un mensaje grabado con motivo de su cierre de administración en lugar de organizar una despedida digna, en un espacio abierto con trasmisión en vivo a través de los medios de comunicación del estado con las medidas de sanidad establecidas por la Secretaría de Salud, acompañado únicamente con representantes del Poder Legislativo y Judicial, integrantes de su Gabinete y representantes de organizaciones de la sociedad civil, por la buena gobernanza implementada así se esperaba que fuera, pero no ocurrió, posiblemente prefirió cuidar las formas políticas y la salud de las personas por la Covid-19.

 

Por el otro lado, Lorena Cuéllar Cisneros también tiene las maletas listas pero para ingresar a Palacio de Gobierno desde donde aplicará las estrategias de su Plan Estatal de Desarrollo en beneficio de todos para los siguientes seis años.

 

Cuéllar Cisneros utilizó la misma moneda y de último momento anunció la cancelación de su toma de protesta programada para el último día de agosto en el estadio Tlahuicole, la explicación fue el alza de contagios por el virus y porque para ese día Tlaxcala podría estar en semáforo color rojo.

 

Si esta fue la justificación para anular las actividades de su toma de protesta, la próxima Mandataria estatal deberá estar lista para explicar si los maestros, alumnos y trabajadores del sector educativo de Tlaxcala están en  condiciones de regresar a clases presenciales, por el incremento de contagios. Ya se conocerá la reacción y el posicionamiento oficial.

 

En sendos espacios Marco Mena y Lorena Cuéllar ya anunciaron que tienen listas sus maletas, el primero que va de salida en busca de nuevas oportunidades políticas o diplomáticas, todo depende de lo que se determine en Palacio Nacional y la segunda que llega al gobierno estatal con la obligación y responsabilidad de mejorar las condiciones de vida de los tlaxcaltecas con empleos mejor remunerados, oportunidades de inversión, garantizar servicios modernos, una atención de calidad y calidez en todos los sectores, principalmente en el de la salud, seguridad y paz social debido a que se trata de un pacto de campaña.

 

Es un hecho que Tlaxcala esta lista para que por segunda ocasión sea gobernada por una mujer, el reto y el tiempo serán de Lorena Cuéllar Cisneros.

 

BOMBAZOS…

 

Con un mini gansito y una Coca Cola (chica) el actual Secretario de Educación Pública del estado, Roberto Lima, recibió  a los dirigentes de las Secciones 55 y 31 del SNTE que el viernes pasado trataron por varias horas el tema del regreso a clases presenciales en Tlaxcala, por ser el anfitrión y por cortesía al menos una jarra con agua o una taza con café hubiera sido lo idóneo, con esta falta de atención es claro que en las dependencias estatales ya no hay dinero para nada. Como la ve.

 

ARTILLERIA PESADA…

 

Nos dicen que por el momento en las dependencias que realizan el protocolo de entrega recepción no hay suficientes pruebas de desvió de recursos o actos de corrupción, sin embargo, aún no es tiempo de echar las campanas al vuelo porque lo mejor está por venir, es decir, que la próxima administración no descarta la posibilidad de fincar responsabilidades, el tiempo acomoda a todos en su lugar. Que tal.

 

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.