Es del dominio público las actuaciones maquiavélicas de la secta denominada “los Sabios de Sion” quienes desde hace muchos años luchan por controlar a la humanidad bajo sus dominios e implementar prácticas contra la sobrepoblación, recordarán ustedes amables lectores que hace muchísimos años sufríamos fenómenos naturales conocidos como temblores y muchas lluvias, después se vino una cascada de tsunamis, terremotos y huracanes, y todos estos fenómenos que pareciera ser parte de la naturaleza, fueron provocados e inducidos por esta secta que siempre ha atentado contra todo el planeta tierra;

 

Después sufrimos el colapso de Hitler, el líder fascista, que a través de sus prácticas implementadas  murieron muchos millones de judíos, después en muchos otros países surgieron grupúsculos que supuestamente eran rebeldes pero que finalmente seguían cometiendo atrocidades en contra de los inocentes y nunca lograron una mejoría para sus países porque su lucha siempre fue y ha sido para lograr sus propios intereses y engrandecer su fama internacional que con trabajo serio y responsable nunca pudieron tener, y en las últimas dos décadas los países altamente industrializados empezaron a ubicar satélites con el argumento de beneficiar a parte de la humanidad mediante los pagos altísimos de servicios muy deficientes, hoy se comenta que nuevamente instalarán miles de satélites en diferentes partes del mundo con el objetivo de controlar y aniquilar a la humanidad con la instalación de antenas radioactivas que causaran mucho daño a las construcciones y a los seres vivos, esto es lamentable porque algunos gobiernos con recursos de sus contribuyentes están realizando estas prácticas que en nada benefician a ninguna nación, estos gobiernos sátrapas, temerarios y multiasesinos, solo les importa obtener a toda costa dinero y más dinero, y condenar a una humanidad mediante estos proyectos de manipulación y sometimiento, inventando al final de todo esto una vacuna carísima y que podría ser el método más práctico para instalarle al ser humano un chip de control y exterminio manejado a través de los satélites, esas mentes perversas temerarias y multiasesinas, deberían de pensar que este planeta no es nuestro, es de las presentes y futuras generaciones, y así como el país China no le pide al mundo absolutamente nada en lo económico ni en lo social, así cada país podríamos vivir si la oligarquía mundial respetara nuestros espacios y el de las futuras generaciones, pues en todo el mundo unos más y otros menos pero padecemos una cruel y despiadada hambruna ocasionada desde el exterior porque nunca hemos podido obtener por ningún medio auténticos representantes que cumplan con sus más elementales obligaciones.

 

En México tenemos tres niveles de gobierno, un Congreso de la Unión, 32 Legislaturas estatales, 32 Gubernaturas y cerca de Dos Mil presidencias municipales, sin embargo desde 1910 no hemos logrado el progreso y la estabilidad económica que como mexicanos hemos anhelado y a la cual tenemos derecho, tenemos toda una riqueza cultural, de recursos naturales y la bendita tierra que bien nos podría dar alimento para muchos años y para muchas generaciones, sin embargo desde hace varias décadas los gobiernos de diferente color y partido han preferido estar comprando los alimentos desde el exterior en lugar de provocar y promover la productividad en el campo mexicano, hoy se comenta y sufrimos las y los mexicanos un despiadado aislamiento donde se nos condena a vivir en nuestras casas sin dinero y sin oportunidades de sobrevivencia, donde se tienen la imperiosa necesidad de adquirir los alimentos en ciudades lejanas y a muchos kilómetros y donde los comerciantes algunos no todos, comenten un sinfín de tropelías aumentando los costos y escondiendo los artículos de primera necesidad, también sufrimos que en las calles y mercados públicos estén apostados centenares de militares y policías estatales violando flagrantemente una vez más nuestros derechos constitucionales y de libre tránsito, y utilizando a cada minuto todos los medios de comunicación posibles donde las 24 horas de día atemorizan a la población con el argumento de que si no obedecemos a nuestras autoridades sanitarias y administrativas podríamos morir en forma anticipada, porque nunca los gobiernos se prepararon para hacer frente a los desastres naturales y a las llamadas pandemias.  Así es que por este medio le solicitamos al Presidente de la República su intervención directa ante la Agencia Espacial Mexicana, para que en el presente y en lo futuro, dentro del ámbito de sus facultades y obligaciones, se evite a los gobiernos del mundo, a las sectas maquiavélicas, y a los  empresarios venales, sigan sangrando a la humanidad y en específico a las y a los mexicanos. “Por una Vida Libre, Digna y con Justicia”.

 

 

 Isidro Sánchez Piedra,

 

 Defensor de Derechos Humanos