Ayer martes 01 de diciembre del presente año se conformó oficialmente la Alianza “Unidos por Tlaxcala” integrada por tres partidos políticos nacionales y dos partidos políticos con registro estatal, PRI – PAN – PRD – PAC – PS, esperamos que estos trabajos que duraron muchos meses para consolidarse reditúen en beneficio de todo el electorado tlaxcalteca, sobre todo analicen, valoren y se cuestionen antes de decidir la postulación de hombres y mujeres  en los distintos cargos de elección popular, quienes prioritariamente deben de contar con trayectoria social, de reconocido prestigio, con actividades que han redituado en beneficio del estado y con una conducta intachable. Así mismo deben consideren incluir las candidaturas externas ya que existen miles de hombres y mujeres que no están afiliados a ningún partido político y que son parte decisoria en cada proceso electoral, tomando en consideración con plena responsabilidad  que el candidato o candidata a la gubernatura del estado requerirá por lo menos 300 mil votos para ganar la elección, y ante  la crisis democrática que padecemos, todos los partidos juntos en esta alianza no podrán cubrir la cuota, ante este panorama se requiere considerar como candidatos externos de la alianza la participación de las y los ciudadanos que no militan en algún partido, porque al final de cada contienda electoral son la parte decisoria y complementaria hacia un triunfo contundente; en el estado de Tlaxcala hay miles de hombres y mujeres que cuentan con un liderazgo natural de muchos años, que han construido y son  parte decisiva en el ejercicio de  las políticas públicas  a través de gestiones, diálogo y concertación con las autoridades de los tres niveles de gobierno, siendo esta la forma de ayudar a la población vulnerable a quienes se les hacen llegar los programas sociales, los subsidios y demás apoyos gubernamentales, que de cientos que existían en el pasado actualmente ya son dos o tres.

 

Dicha alianza, tiene la responsabilidad de elegir a la persona idónea para gobernar el estado de Tlaxcala, con un perfil que garantice unidad, justicia, desarrollo y productividad, quien tenga un proyecto incluyente donde todos los sectores estén representados sin exclusión alguna, con la capacidad de incidir en toda la población y hacerla partícipe de un objetivo común, en resumen, quien llenaría estos requisitos como precandidata y candidata a la gubernatura es la Lic. Anabell Ávalos Zempoalteca, presidenta municipal de Tlaxcala, pues ella cuenta con una trayectoria social y ética,  de muchos años de trabajo en dependencias federales y estatales, dando resultados positivos, que ha redituado en beneficio de los distintos sectores de la población, un perfil que suma y multiplica las voluntades de miles de hombres y mujeres que han visto en ella la garantía de progreso y desarrollo tanto en lo individual como en lo colectivo.                            

 

Respecto a los candidatos o candidatas a Diputados Federales, tiene que ser quien garantice representar al estado de Tlaxcala con eficacia y productividad, rendir cuentas de su trabajo y desempeño, no se puede permitir que lleguen personas que generen ninguna productividad para el país y estado. Lo mismo aplica para los que aspiran a ocupar una Diputación Local, deben ser personas honorables, con trayectoria social comprobada y dispuestos a trabajar en beneficio del estado.

 

En cuanto a las presidencias municipales y de comunidad, también deben elegir a personas con trayectoria social, de convicción de servicio, honorables y con proyectos de gobierno bien definidos y en favor de la ciudadanía en general.

 

Estamos convencidos de que las personas idóneas para ocupar los cargos de elección popular son contadas con los dedos de la manos, pues en su gran mayoría los que aspiran a ocupar dichos cargos son delincuentes en potencia, intolerantes, selectivos y ambiciosos, incluso muchos de ellos, en el ejercicio público pasado y presente han sobresalido pero por sus irregulares actuaciones que han llegado al extremo de fomentar la corrupción, la excesiva burocracia y la nula productividad, por lo mismo, los  partidos que conforman la Alianza “Unidos por Tlaxcala” tienen una gran responsabilidad si en verdad quieren ser la diferencia ante los más de 700 mil electores del estado de Tlaxcala, pues esta es la única forma de ganar una elección, dando confianza, con perfiles idóneos, honorables, de convicción de servicio y con proyectos innovadores que garanticen el desarrollo social y económico del estado.

 

 

Isidro Sánchez Piedra,

 

Defensor de Derechos Humanos