En un restaurante conocido en Puerto Vallarta Jalisco, el lugar donde fueron secuestrados los hijos del Chapo Guzmán en 2016, por presuntos por miembros del Cártel Jalisco, y a corta distancia está el Bar Distrito Cinco el lugar donde el exgobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval, fue asesinado por la espalda.

 

Puerto Vallarta es territorio del Cartel Jalisco, el atentado en contra de Aristóteles Sandoval, no puede entenderse sin esa realidad La Fiscalía General del Estado de Jalisco asegura que empleados de Distrito Cinco manipularon la evidencia del crimen, limpiaron la sangre, y borraron los videos de vigilancia, el atentado ocurrió en el punto central influencia de una organización criminal que es considerada por autoridades de justicia de Estados Unidos, como una de las cinco entidades estatales que amenazan su seguridad nacional de ellos.

 

Las autoridades del estado de Jalisco no definen el móvil del crimen contra Aristóteles Sandoval, pero si el Gobernador Enrique Alfaro fue tajante: se trató de un ataque directo dice Oscar Balmen Periodista especializado en seguridad nacional fue el primero en decir abiertamente que el asesinato fue perpetuado por el Cartel Jalisco. 

 

La información fue retomada por los corresponsales en México del Financial Times, está claro porque el Cartel es considerado como el principal sospechoso.

 

Gerardo Octavio, el Fiscal General de Jalisco se refirió al atentado como una ofensiva directa y organizada en la que pudieron participaron al menos una docena personas armadas: “Exacto, pero por la forma en que se realizó el hecho consideramos que deben ser entre diez y más personas más sujetos, en total esperando” lo que esto revela es el Modus Operandi del Cartel, el ataque sistemático a figuras del sistema político es un reto frontal al estado mexicano para James Bornsbon de la consultoría de Exagon y a autor del Latín América Rase Repport, la expansión del Cartel Jalisco, en la ciudad de México tiene un objetivo primordial vigilar a los objetivos políticos de alto perfil para reaccionar y presionar al Estado Mexicano en caso de considerarlo necesario.

 

Una muestra es el atentado con Omar García, Secretario de Seguridad Pública de la ciudad de México y uno de los miembros más poderoso del aparato de seguridad nacional, las investigaciones federales de este caso identifican como autor intelectual de este ataque a Carlos Andrés Rivera alias “la firma”, lugarteniente de origen colombiano. autoridades de seguridad nacional señalan a “la firma” como el jefe de plaza en Puerto Vallarta esto no es la primera vez que este Cartel Jalisco , apunta hacia altos funcionarios del Estado Mexicano el ocho de marzo de 2013 Jesús Gallegos, Secretario de Turismo en la administración de Aristóteles Sandoval, fue ejecutado en Guadalajara, y en mayo 2018 Luis Carlos Nájera, ex fiscal de Jalisco escapo de un atentado en su contra y el 26 de julio de 2019 fue asesinado Gonzalo Huitrín  Fiscal Regional de Jalisco en un ataque en la carretera Mezcala-Poncitlan donde las autoridades recogieron más de 200 casquillos. 

 

Las investigaciones apuntan al Cartel Jalisco y un año después el 16 de junio del 2020 fue asesinado en Colima el Juez de control Uriel Villegas, quien había estado adscrito al Juzgado sexto distrito de procesos federales penales donde estuvo a cargo de una de las acusaciones en contra de él “menchito” hijo de Nemesio Cervantes alias “el mencho” este juzgado ha sido objeto de investigaciones por parte de la Fiscalía de la República por presuntas vinculaciones al Cartel Jalisco este historial de varios atentados pone en perspectiva el crimen orquestado contra un ex gobernador cuyo el mandato estuvo marcado por el conflictos contra el Cartel Jalisco, lo cual incluyo un intento de captura del “mencho” en 2014,y que en última instancia provoco nerviosismo en Guadalajara fue el derribo de un helicóptero de las fuerzas armadas.

 

El Cartel Jalisco, no se convirtió en la amenaza que hoy representa en un solo día fueron años de tolerancia y complicidad desde los más altos niveles del sistema político mexicano, y hoy México está sufriendo las consecuencias, con el asesinato del exgobernador Aristóteles Sandoval es el testimonio brutal y reciente de esta realidad.

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial, así como de colaboradores de este medio de comunicación, previamente verificadas, comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.