Un niño camina por la calle, lleva una pesada mochila a la espalda y en sus manos,  cual preciado tesoro un balón de futbol, sus ojos vivarachos reflejan la felicidad que le embarga, pues este día durante el recreo jugará un partido de futbol  contra sus compañeros del otro salón. Está seguro de que ganará ¿pues a quien le gusta perder? No es el primer partido de futbol que juega,  pero este es el más importante de su vida, por una sencilla razón, es el que jugará este día y es el que tiene que ganar.

 

En otras ocasiones la cancha ha sido las instalaciones de alguna unidad deportiva, otras veces la calle, el curato de la iglesia y hasta un terreno baldío. ¿Las porterías? Que importan se acondicionan con lo que haya a la mano: suéteres, mochilas, piedras, en fin. ¿El portero? Ya sabemos, el gordito del salón. ¿Los horarios? no hay uno establecido oficialmente, a la hora que toque el timbre terminará el partido y cada quien a continuar con sus actividades. ¿Las broncas? Ya se arreglaran a la salida de la escuela o pasarán a segundo término, al fin solamente fue un partido y un momento de enojo ¿Del balón? Que más da, puede ser uno de marca, una pelota de plástico o una bola de trapo o de papel,  pues lo importante es el juego no el juguete. Al entrar a la cancha sueña con anotar un gol al estilo Lionel Messi, ya sea a balón parado, en jugada prefabricada o de cabecita, también ha soñado ser un defensa central parecido a Carlos Salcido, hacer una gambeta al estilo Maradona, dejando con la “bocota” abierta a su contrincante, ser un “porterazo” como Memo Ochoa, con los rizos incluidos. Se imagina llegar a ser parte de la selección de su escuela, jugar algún día en la liga local, ser el campeón goleador y convertirse en un futbolista profesional; jugar un partido en el estadio Azteca, en el Estadio Universitario, en el majestuoso Estadio Cuauhtémoc o en el Azul, ser aclamado por la afición ¿y porque no?  Formar parte de la selección nacional. Así es como se vive y se sueña el deporte más popular en nuestra comunidad: EL FUTBOL.

 

INICIOS DEL FUTBOL EN MEXICO.

Varias sedes se disputan en México la cuna del futbol: piden mano Orizaba, Pachuca y Real del  Monte.

 

En Orizaba, se presume que el futbol encunó en los patios de la fábrica de yute Santa Gertrudis, introducido por dos deportistas escoceses en 1896. Su versión comenzó a tomar fuerza hace poco tiempo, cuando Pachuca ya tenía varios años sin que alguno pusiera en duda su papel como cuidad fundadora del futbol mexicano. El 19 de diciembre concluyeron un museo en el que se observa al entrar una lona de vinilo con una leyenda que dice: “Orizaba, la verdadera cuna del futbol mexicano”. Hay balones de cuero de distintas épocas, fotografías de los diversos equipos e ídolos de la cuidad, y una pintura con una recreación del siglo XIX de un futbolista y una admiradora a ras de cancha, ambos en tamaño natural. La mayor parte del material que se exhibe fue donado por el doctor Gustavo Petterson Hernández.

 

En Pachuca, cuidad que reclama ser la cuna del soccer, en 2009, se dio a conocer un documento que constituye la máxima prueba impresa de que el futbol ya se jugaba organizadamente en la cuidad en 1889.Se trata de una nota publicada el 12 de mayo de ese año en el semanario “El reconstructor”, en la que se da fe del triunfo  7 goles a 4 del equipo de la mina El Rosario sobre los rivales de la mina San Cayetano de Real del monte, en un campo que debió estar en los patios de la estación del ferrocarril.

 

En Real del Monte, Hidalgo, están seguros de que ahí se jugaron los primeros partidos comentan que en 1824, procedentes de Cornwell, Gran Bretaña, llegaron los primeros hombres a trabajar en las minas. Cierto, entonces todavía no existía el futbol  con las reglas que conocemos ahora, pero si había un juego muy similar que se practicaba con algunos accesorios muy básicos.

 

La realidad es que más de 100 años después aún persisten las dudas sobre la llegada a México del que hoy es el deporte más popular del país. La única certeza es que entró en el siglo XIX por el Puerto de Veracruz, en el equipaje y el espíritu de los trabajadores ingleses que llegaron al país a trabajar.

 

Actualmente, está regulado por la Federación Mexicana de Futbol (FEMEXFUT), institución afiliada a la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) a través de la Confederación de futbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF)

 

El futbol en México se juega en todas sus formas y categorías, tanto varonil como femenil. En los últimos años, el futbol femenil profesional ha tomado relevancia.

 

 

Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.